Reduce desde tu empresa el impacto negativo ambiental

Tener como pretensión reducir el impacto ambiental negativo que causan los procesos industriales, a partir de cambios en la organización de las actividades dentro de las instalaciones de la empresa, es lo que se define como Buenas Prácticas Ambientales.

Previamente a su aplicación, debe haber una actitud de asumirlas por parte de los directivos y el personal. Estas además resultan útiles por la simplicidad de su ejecución y el bajo coste que representan. Y los resultados que se obtienen son rápidos, útiles y sencillos de aplicar.

Los resultados que pueden obtenerse después de la implantación de las buenas prácticas son diversos. Y estos resultados son mayores si se tiene el apoyo de compañías como biodynamicgroup.com que ofrece soluciones ambientales reales y eficaces.

Podrás, entre otros:

  • Disminuir el consumo de agua y energía. Es decir, reducir el consumo de los recursos.
  • Facilitar la reutilización de residuos y disminuir la cantidad de los mismos.
  • Reducir las emisiones de contaminación a la atmósfera y a los vertidos de agua.
  • Aumentar la competitividad de la empresa al cumplir normas ambientales.

Datos generales

Fueron miles de años en los que el hombre se destacó como cazador y recolector, y por eso el impacto en la naturaleza fue demasiado leve al principio. Mejor dicho, no se sintió. Después vinieron los años de la agricultura. A partir de ahí comenzó la tala de árboles, y la deforestación paulatina empezó a modificar el entorno. Con la llegada de la era industrial el problema ambiental empeoró y las consecuencias son perceptibles a los sentidos.

Las buenas prácticas son muy sencillas, y, por ende, fáciles de aplicar. No sólo eso, también puede obtenerse resultados óptimos y de la manera más rápida. Esto se resume en una contribución de forma activa al desarrollo sostenible.

Además, se generará una sensibilización a nivel empresarial sobre el daño que se le genera al medio ambiente.  Este daño se logra desde el quehacer más común, muchas veces sin que se sea consciente de ello. El conocimiento de la actividad desempeñada reforzará los resultados de la adopción de las prácticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *